Por un ciclo más sostenible

//Por un ciclo más sostenible

Por un ciclo más sostenible

2020-05-12T23:32:58+02:00 marzo 1st, 2020|EN FEMENINO|

Hoy entreno la nueva categoría EN FEMENINO. En este post os quiero hablar sobre la menstruación y no tenía ningún apartado en el cual categoritzar este tema, así que creo que es bueno añadirlo .

 

Me vino la regla por primera vez un 31 de julio, cuando tenía 12 años y justo empezaba el verano. Desde ese primer ciclo empecé a utilizar tampones porque no quería perderme los días de playa, no tuve problema y siempre los he usado. Las compresas nunca me han gustado, y las utilizo solamente para dormir. Compro las de algodón que venden en la farmacia porque son para mi las más cómodas e higiénicas (odio las plasticosas que no dejan transpirar, que pican y huelen fatal).

En estos casi 30 años las cosas han cambiado mucho y por suerte han aparecido muchas alternativas a los productos higiénicos de toda la vida (nuestra vida) que son más ecológicos y algunos de ellos incluso más prácticos. Me refiero a la copa menstrual, a las compresas de tela o a los tapones hechos de materiales reciclables.

Si nos paramos a pensar la cantidad de  residuos que producimos cada una de nosotras CADA MES es impresionante. En las playas, cuando  hay una tormenta, siempre aparecen tampones y compresas entre los residuos plásticos más comunes. Por eso pienso que nunca es tarde para empezar a pensar en un ciclo más ecológico, y todas podemos empezar poco a poco.

 

LA COPA MENSTUAL

La copa menstrual es probablemente el sistema más usado y substituye a todos los sistemas nombrados anteriromente. Con una copa puedes pasar todos los días de regla, desde el primero hasta el último en que sólo tienes pérdidas porque están hechas de materiales que no generan irritación ni rozaduras aunque no haya demasiado flujo.

Se trata de una especie de copa de silicona, de textura blanda y moldeable que se introduce en  la vagina y recoge la sangre que sale del cuello del útero . Es importante saber tu talla y colocarla correctamente porque sino no sirve de nada. Yo la había probado anteriormente sin éxito y durante este ciclo me he concienciado para aprender a colocáArmela bien.

Empecé comprando una copa compacta de la marca Intimina Compact de la talla M, ya que la compré antes de dar a luz a Nina (Illa nació por cesárea). Pero nunca aprendí a usarla bien y se me giraba. Así que compré una de la marca Ammo London porque me pareció que tenía una forma más adecuada según lo que había visto por ahí , y esta vez compré la talla L. Estos días empecé con la de talla L pero cuando conseguí colocarla bien y no tener pérdidas , resultó que me quedaba tan baja que me salía parte de la copa hacia fuera. Después probé de nuevo la anterior que tenía en talla M y ahora que había entendido el funcionamiento, conseguí colocarla correctamente y llevarla durante todo el día sin tener pérdidas . Haciendo un giro una vez colocada, consigo ver si está bien abierta y con el vacío creado. Cortando el pitorro que sobra he conseguido que no me salga hacia afuera, y parece que ya le he cogido el truco.

El caso es que todas somos diferentes e imagino que cada una debe encontrar la que le vaya mejor.

Lo bueno de la copa menstrual es que te dura prácticamente todo el día e incluso puedes dormir con ella puesta sin notarla, igual que un tampón pero sin irritar y sin tener que cambiarlo. Además no pica ni nada, a mi algunos tampones me pican últimamente así que con más razón este cambio.

En la página Copas Menstruales os pueden ayudar a elegir la más adecuada para vosotras. Algunas marcas que me han recomendado son: Enna, Nixit, I love CycloOrganic Cup .

 

BRAGAS DE MENSTRUACIÓN

Otro de los inventos que han aparecido recientemente en el mercado (o al menos ahora se ha puesto más de moda) son las braguitas de menstruación. Se trata de unas bragas normales pero que tienen la parte central acolchada y absorbente. Es como llevar una compresa pero mucho más cómodo y sostenible porque se puede lavar, además aguanta más horas (puede durar todo el día). A mi la sensación de llevar una compresa y sentirme mojada no me gusta nada, es cierto que con las braguitas no es exactamente igual porque absorbe más que una compresa pero de todos modos sí que notas la sensación de ir mojada. Por eso yo no las uso para llevarlas en los días de más flujo tal cual pero son ideales para combinar con la copa menstrual porque te dan la seguridad de que si se te escapa algo de sangre o te has colocado mal la copa, te retendrán la sangre perfectamente. Y para los días de menos flujo, si te da más cosilla ponerte la copa cuando tienes poca sangre, son una alternativa perfecta, yo tengo las de la marca francesa Loop y son comodísimas, además en color negro son básicas y sientan de maravilla.

 

COMPRESAS DE TELA

Hay muchas marcas que hoy en día hacen compresas de tela, que al igual que los pañales de tela, se pueden lavar y reutilizar. Yo no las he probado porque realmente no me gusta usar compresas, pero es una alternativa muy buena para no contaminar, ya que las podemos ir lavando y reutilizando cada mes.

En la web de I love Cyclo tienen compresas de tela de algodón orgánico.

 

TAMPONES DE ALGODÓN ORGÁNICO 

Hace poco en la farmacia vi una marca de tampones que estaban hechos de algodón orgánico. Estos tampones están hechos únicamente de algodón 100% orgánico, no son blanqueados con cloro así como no contienen materiales sintéticos, como rayón, o aditivos químicos y son biodegradables. Es una alternativa menos ecológica que las anteriores nombradas pero siempre podemos empezar por ahí .

Estos son algunos se los que he encontrado por internet: My Alma, Natracare, Veritas.

¿Conocéis otras alternativas para que el ciclo sea sostenible y ecologico?