Preparándome para la maternidad: La bolsa para el hospital

//Preparándome para la maternidad: La bolsa para el hospital

Preparándome para la maternidad: La bolsa para el hospital

2018-11-19T13:46:14+02:00 marzo 12th, 2015|FAMILIA|

El otro día os contaba en este post todo lo que había incluido en la maleta del hospital para mi bebé. Pues bien, como bien os expliqué, he preparado dos bolsas diferentes para el día del parto: una para el bebé y una para mi.

Hay que llevarse tantas cosas que o te llevas una maleta grande o dos pequeñas, yo he preferido llevarme dos pequeñas para tenerlo todo separado y que todos sea fácil de encontrar, porque yo sabré dónde está cada cosa pero mi marido no y quizás es él quien tiene que encargarse de eso…

Para mi propia maleta me he llevado una bolsa que compré hace años en Amsterdam, en la mítica tienda Kitch Kitchen. El tamaño es perfecto para un fin de semana, o en este caso, para la estancia en el hospital. En la web todavía la tienen, podéis ver el mismo modelo que compré hace casi 10 años en este link.

Para preparar esta maleta, también me guié por los consejos de mi prima, y además añadí algunas cosas que he pensado que me serían de utilidad.

Camisón de manga larga de Oysho, el mío es igual que este pero en color gris.

Ropa para mi estancia en el hospital
Durante mi estancia en la clínica tendré que vestir ropa cómoda y fácil de manipular en caso de que los médico me tengan que examinar. Recomiendan llevar camisón para ir cómoda y ligera. Yo me compré un camisón de Oysho la mar de discreto en manga larga, pero también me he llevado dos dos más de manga corta que me ha dejado mi prima. Ambos son de maternidad, preparados para la lactancia, y al ser de manga corta son más adecuados ya que en el hospital suele hacer muchísimo calor. Yo me habría llevado sólo uno, pero dado que será lo único que llevaré todo el día, y que se puede marchar, es una buena opción llevarse un par más.

Camisón de lactancia de manga corta de Limo Bebe. Yo tengo uno igual en gris oscuro.

Además de los camisones, es útil también tener una bata ligera, que no sea muy abrigada. Así podemos taparnos si cogemos frío o si nos viene a visitar alguien que no es de mucha confianza. Yo he comprado uno de algodón de color blanco muy finito de la nueva tenporada de Zara Home, me encanta! Y la podré utilizar en primavera y verano.

Bata blanca de algodón de Zara Home

Otra de las cosas que me parecen útiles para la estancia en la clínica es un par de zapatillas, y como yo soy un poco coqueta he decidido comprarme unas nuevas. Yo utilizo zapatillas de estar por casa todos los días, y me faltaban unas de verano así que me compré unas de color plateado también de Zara Home, que me tiene enamorada toda su colección! Aproveché las rebajas de invierno para comprar algunas de estas cosas…

Zapatillas metalizadas de Zara Home, las mías son iguales pero en plateado.

Pero además de las zapatillas también me he comprado algunos calcetines gruesos, porque me imagino que pasaré bastante rato sentadita en la cama, y será lo más cómodo para no ir descalza todo el día. Mi madre me compró varios en Oysho, todos de colores y que además tienen la suela con puntitos de goma para no resbalar, perfectos para estar por casa! Los que compré son de la temporada de invierno pero puedes encontrar un montón de calcetines monos para estar decente cuando te vengan a visitar.

Estos son los que tenían en Oysho y yo me llevé 3 de ellos, adivinas cuáles?

Calcetines monísimos de colores de Oysho

Hasta aquí la parte más bonita del postparto… Estrenar camisones, ponerte cómoda y mona… Pero se necesitan muchas cosas más que no hacen tanta ilusión pero sí que son necesarias, a continuación la lista menos bonita del postparto.

Para las pérdidas:
Después de dar la luz se tienen pérdidas de sangre, tanto si es un parto vaginal como si es una cesárea. Así que se necesitan varias cosas que no son muy bonitas pero que en el hospital te piden para tu higiene.
Una de las cosas más importantes son las compresas postparto. Las hay de muchos tipos y tamaños. Los primeros días es cuando el sangrado es más abundante así que recomiendan llevar compresas especiales para ello. Yo he comprado un paquete de Febus Postpart, son las que me dieron en la farmacia para los primeros días, pero también he comprado otro paquete más grande de compresas de algodón de Maternity que para mi son las «más cómodas» porque al ser de algodón absorben bien.

Compresas Febus post part de Bebitus

Además de las compresas, en muchos hospitales te piden que lleves braguitas desechables postparto para evitar manchar tus braguitas normales y para poderte examinar con facilidad. Vienen en packs de 4 o 5 unidades y son de lo más sexy… Pero bueno, tampoco hace falta que se las enseñemos a nadie ¿verdad? La otra alternativa es llevarte braguitas viejas y grandes que te aguanten bien la mega-compresa y que no te importe si se manchan.

Braguitas desechables postparto de Bebitus

Para la lactancia:
Hay algunas cositas que nos pueden ayudar con la lactancia, sobretodo si somos primerizas… Porque no sabemos cómo nos va a funcionar, me han recomendado algunas cosas que pueden ser de utilidad.

Lo primero son los maravillosos sujetadores de lactancia, los hay de muchos tipos y precios. Yo de momento he comprado 3 sujetadores de algodón en Kiabi que son baratos y parecen bastante cómodos. Como no sé qué talla necesitaré, de momento los he comprado de una talla más a la habitual y esperaré a comprar algunos más en adelante.

Sujetadores de lactancia de algodón de Kiabi

También me han recomendado comprar crema específica para el pezón, la más típica es el Purelan, que ayuda a curar la sequedad y las grietas durante la lactancia. Además de discos absorbentes de lactancia para no manchar la ropa. Además también me han recomendado los protectores de pezón de Medela, no sé si le será útil a todo el mundo pero parece que van muy bien para dejar respirar la piel y evitar grietas y demás.

Crema protectora para el pezón de Medela en Bebitus

Discos absorbentes de lactancia de Suavinex en Bebitus

Neceser para la mamá:
Como en cualquier viaje o escapada, no nos podemos olvidar nuestro neceser. Cada una se llevará lo que suela utilizar, yo por ejemplo no podría vivir sin mi cepillo de dientes, crema hidratante, bálsamo labial, etc. He incluído también jabón y champú, crema hidratante y demás en botellitas pequeñas o muestras de la farmacia para que no me ocupe mucho espacio. También me he llevado mi cepillo del pelo, algo de maquillaje básico para estar algo decente, y para el último minuto tengo apuntado llevarme mi secador de pelo (porque va súper rápido y seguro que el del hospital es una caca, si es que tienen…). Aquí cada una que ponga lo que utilice en su rutina diaria.

Neceser de Oysho

Cámara de fotos, móvil y cargadores:
Yo que soy una loca de la fotografía no me voy a ir a la clínica sin mis cámaras y los cargadores correspondientes.
Me llevaré la cámara réflex buena, cargada y con varios objetivos, la cámara de mano y su cargador correspondiente (no vaya a ser que llegue el día y esté descargada…).
Además tampoco se nos puede olvidar el cargador del móvil, hoy en día estamos todas enganchadas así que será difícil olvidarlo, pero yo por si a caso pondré uno en la maleta además del que uso diariamente.

Mi cámara compacta es una Canon S110 con Wi-fi, tiene muy buena calidad y para hacer fotos rápidas durante la estancia en el hospital es perfecta

Muda para la salida de la clínica:
Lo bueno de estar en la clínica es que vamos a ir todo el día en camisón, lo cual es muy cómodo y además no nos tenemos que preocupar por llevarnos mucha ropa, eso sí, debemos preparar una muda para cuando nos vayamos para casa. Yo no creo que quepa en mi ropa todavía así que he preparado un vestido cómodo que me podría poner con o sin barriga. Siempre recomiendan llevarse algo cómodo para la vuelta a casa.

Y para el papá ¿qué?
El padre de la criatura también se quedará conmigo en el hospital así que yo le he pedido que se haga una bolsita con sus mudas. Siempre se puede escapar a casa en algún momento pero prefiero que se quede conmigo! A ver si le convenzo para que espavile el tema, que estos hombres son un desastre 😉